Son muchas las horas dedicadas este año a la Jardinería, y como no, “Jardinear cansa”……y cansa mucho!!! Equivocadamente, muchos piensan que esto de “las flores”, las macetitas y eso, es algo divertido, alejado de lo que representa un trabajo ordinario. Pero claro, la cosa cambia cuando se convierte en tu primera fuente de ingresos, y hay que tener un horario, una disciplina, profesionalidad, y darle a tu cliente lo mejor de ti.

El Paisajismo y la Jardinería pueden llegar a ser agotadoras, ya que son muchas las diciplinas que hay que abarcar, además de ejecer la necesaria labor comercial. Visitas, necesidades, bocetos, proyectos, presupuestos…..etc, etc, etc, son sólo el comienzo de un futuro Jardín. Seguidamente, entran en juego, contratistas, proveedores, materiales, asi hasta llegar a la mejor recompensa que un profesional puede tener; la sonrisa de sus clientes.

Y día tras día, estudio, leo todo lo que cae en mis manos, sigo las redes sociales, observo las últimas tendencias y ejerzo todas y cada unas de mis labores como padre, para llegar a la conclusión de que no cambiaria por nada mi mundo, mi pequeño mundo de florecillas y macetas.

Os deseo a todos que seais felices.

Un saludo, Juan José