7:30 am…pi, pi, pi…pi,pi,pi!!! Como una moto!!! Me levanto como una moto, y es que hay muchas cosas que hacer. Pronto vendrán los Reyes Magos y aún están las cartas por enviar. Para este año me pido…uuummm…me pido…ya!!! un jardincillo de 5000 m², con 3000 m2 de césped, mucho césped, mucho césped, y con un sinuoso riachuelo de agua que es atravesado por un puente de madera y que desemboca en una piscina desbordante. Al fondo, según desde dónde miremos, entre los árboles que conforman el bosquete de coníferas, se puede ver un banco de forja, mi banco de forja, no son precisamente los más cómodos, pero si, sin duda, son los más elegantes…que bien sienta en invierno ese calorcito en las piernas a media mañana con un buen libro y algo de picar*!!

Risas, a lo lejos, entre las gramíneas y las grandes bolas de Myrtus, mis hijos reclaman mi atención, interrumpen mi lectura; La Construcción en el Proyecto del Paisaje, de Robert Holden y Jamie Liversedge, GG®, se les ve felices, ponen trampas para cuando lleguen sus primos,bendita inocencia.

Cariño, despierta! vas a llegar tarde al Estudio, despierta!!! Se van desvaneciendo, las bolas, el césped…

Son sólo segundos, aseguran los expertos. La felicidad se mide en segundos. Ni siquiera en minutos y es por eso que a partir de hoy, de este mismo instante, voy a dedicar todos los días unos segundos a sentarme a escuchar la risas de mis hijos y a mimar el amor incondicional de mi mujer.

Como una moto !!!

*Nota importante; no hay aperitivo que se precie sin su buena Cruzcampo.